Consejo importante antes de comprar un teléfono móvil

Mas allá de la potencia, sensores, cámara o diseño del teléfono móvil, a partir de ahora, el punto más importante a tener en cuenta a la hora de comprar un smartphone, es que cuente con la última tecnología de redes 4G, y esto se debe al simple hecho de que las redes 3G han sido sentenciadas mediante un comunicado oficial.

Como en el caso del operador de red Vodafone, que apunta al año 2020 para la retirada de la cobertura 3G en Europa, lo que viene a ser en menos de tres años.

A veces solemos dar por sentado que al comprar un dispositivo móvil de última generación, este cuenta con soporte 4G integrado en sus propiedades de conectividad.

Pero desgraciadamente no siempre es así, algunas marcas que no voy a mencionar, siguen ofreciendo grandes terminales con excelentes especificaciones pero por algún motivo, quizás debido a patentes, carecen completamente de tecnología 4G y se basan exclusivamente en la red 3G obsoleta.

A partir de ahora no debemos comprar teléfonos móviles sin 4G

Si quieres disfrutar de tu siguiente smartphone durante varios años, nuestro consejo es que antes de comprarlo compruebes que disponga de soporte a redes 4G, ya que aunque tres años, fecha prevista para el fin del 3G, a algunos les pueda parecer una eternidad, en realidad no lo es tanto.

Si eres cliente de Orange, puedes comprar el  nuevo Samsung Galaxy Note 8 a plazos a muy bien precio y sin intereses.

En mi caso tengo un Samsung Galaxy S5 SM-G900F internacional, comprado en mayo del año 2014 que sigue funcionando igual que el primer día, con un rendimiento que no tiene nada que envidiar al 6S o 7S. Y al soportar las redes 4G más avanzadas, le queda muchos años más de vida útil.

El objetivo de este post no es el de echar flores encima del Samsung Galaxty S5, pero ya que lo he mencionado, por experiencia propia, me veo obligado a dar mi opinión sobre este fantástico dispositivo:

Sencillamente es inmortal, la batería, nunca reemplazada y como nueva, incontables golpes y caídas, sumergido en el mar, piscinas y ríos, velocidad de datos 4G+ que no te hace notar la diferencia con la conexión a Internet de fibra óptica, las aplicaciones y juegos corren de forma inmejorable. En resumen, lo volvería a comprar una y mil veces.

Porque no comprar teléfonos móviles sin 4G?

Pasiones a parte y teniendo muy claro que la cobertura de red 3G va a desaparecer en Europa en cuestión de tres años o menos, creo que es razón más que suficiente para no comprar ningún smartphone que carezca de soporte de red 4G.

Ha todo esto debemos añadir que la tecnología de red 5G está muy desarrollada y a falta de solo algunos matices para dar comienzo a su propagación.