Que hacer si se moja el mando de la PS4

Posted on

El controlador de la consola de videojuegos Play Station 4, como cualquier otro dispositivo electrónico, es altamente sensible a la humedad, de hecho el ensamblaje del mando de la Play 4 está pensado para soportar niveles de humedad razonables, es decir; el mando de la PS4 es resistente a la humedad natural del ambiente, a la humedad derivada de la sudoración de las manos y poco más.

El controlador de la PS4 resulta ser también un magnifico Gamepad para jugar juegos en el teléfono móvil Android, ya que es de lo más fácil conectar el controlador de la Play 4 con Android.
Podemos por ejemplo jugar a Fortnite en el teléfono móvil con el controlador de la Play 4, algo fantástico.

Lo que no podemos esperar del controlador de la PS4 es que salga ileso de una inmersión a lo Jack Cousteaou, o que podamos utilizarlo mientras tomamos una ducha.
Bromas a parte, a pesar de que el mando de nuestra Play 4 es ligeramente estanco, lejos de estar rugerizado, debemos tener mucho cuidad de no exponerlo directamente a una fuente de humedad, como agua, refrescos, vapor concentrado, babas de caracol, etc. Lo último que desearíamos a la hora de jugar a la Play es tener en nuestras manos un mando mojado de PS4 que no enciende.

Teniendo en cuenta que el mando de la PS4 es un dispositivo inalámbrico que mediante conexión bluetooth nos permite llevarlo encima en todo momento, no es difícil imaginar una hipotética situación en la que por ejemplo;
Estamos jugando a la Play, y en algún momento decidimos pausar el juego para ir al baño, pero por pereza o por lo que sea no dejamos el controlador sobre la mesa, de tal modo que lo llevamos de visita al WC.
Entonces es cuando se produce la tragedia, el mando se desliza entre nuestros dedos y cae justo en el inodoro…

-Pues no pasa nada porque el mando Dualshock 4 flota y no llega a hundirse, por lo que apenas le afecta el agua, (seguro que hay alguien que piensa esto XD).
NO amigos, el mando de la Play NO flota, por el contrarío, la tendencia de dicho dispositivo inalámbrico es tocar fondo a gran velocidad, y por desgracia basta con un segundo de inmersión para arruinar los componentes electrónicos de nuestro querido controlador bluetooth Dualshock 4.

Cómo salvar el controlador de la Play 4 si se moja con agua

Aquí he querido puntualizar lo de, “si se moja con agua”, ya que el tratamiento que le daremos diferirá dependiendo el tipo de liquido con el que se ha visto afectado.

Cómo actuar cuando el mando de la PS4 cae al agua?

Lo primero de todo, lógicamente, es sacarlo lo antes posible del inodoro o donde quiera que haya caído.

Bajo ningún concepto se ha de encender el mando para comprobar si sigue funcionando, lo mejor que le ha podido pasar al mando, dentro de lo que cabe, es haber estado apagado en el momento de caer al agua y mojarse (por cosas así es tan importante configurar el mando de la play 4 para que se apague de forma automática tras unos minutos de inactividad, y no solo para ahorrar batería).

Si el mando continuara encendido después de sacarlo del agua, entonces hay que apagarlo rápidamente.
Para forzar el apagado del controlador Dualshok4 de la Play 4 hay que mantener pulsado el botón PS durante más de 10 segundos.

Ahora vamos con la parte más trabajosa, la que tendremos que llevar a cabo independientemente de si el mando de la PS4 enciende o no, es desmontar el controlador, por la simple razón de que las probabilidades de que el mando falle a corto plazo tras haber sido sumergido en agua son muy altas y es mejor prevenir.

Quitamos los cuatro tornillos de la parte trasera del mando y seguidamente con un objeto de plástico hacemos palanca en la linea de unión que pasa por el agarre del mando.

No es tan fácil como parece por lo que os recomiendo que antes o empapéis con algún vídeo de Youtube donde se explique paso a paso cómo desmontar el controlador inalámbrico de la PS4.

Una vez abierto, retiramos los conectores de la batería, quitamos la placa base del mando, echamos mano del clásico secador de pelo y comenzamos a aplicar aire caliente en cada centímetro cuadrado de la placa base, conectores y demás componentes electrónicos.

Después de asegurarnos de que el mando ha quedado completamente seco, procedemos nuevamente a montarlo.

Nota: Si el liquido que ha empapado el controlador Dualshock 4 se tratase de algún tipo de refresco, hay que limpiar los componentes con alcohol antes aplicar el secador.

Esto es lo que debemos hacer para arreglar el mando de la PS4 tras caer al agua, pero no garantiza que funcione en todos los casos.
Para aumentar la tasa de éxito casi al 100% y conseguir que el controlador funcione sin quedarse pillado ni cosas raras, lo mejor es antes de montarlo de nuevo, enterrar el mando 24 horas en gel de sílice o en su defecto arroz.

No olvidéis configurar vuestro controlador PS4 para que se apague solo cuando dejamos de usarlo.
Para ello en nuestra consola Play Station 4 vamos a
Configuración -> Configuración de ahorro de energía -> Establecer cuándo se apagarán los controladores, y seleccionamos el periodo de tiempo más bajo, Apagar después de 10 minutos. En mi caso, si por mi fuera pondría solo 5 minutos pero el mínimo son 10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.